Compartir

Te quedarás realmente sorprendido cuando veas todos los beneficios que nos brinda este té maravilloso.

Es una bebida que tiene propiedades extraordinarias que nos ayudarán a combatir muchos problemas de salud.

Comúnmente se le conoce como té rojo, pero el rooibos es una planta de origen africana que no tiene nada que ver con la planta del té, camellia sinensis.

El rooibos tiene múltiples propiedades entre las que se destacan la capacidad de aportar minerales, entre ellos el hierro y el magnesio. Este té se aconseja cuando nos faltan estos minerales en nuestras dietas equilibradas y balanceadas, también cuando tenemos alguna enfermedad por bajo nivel de hierro o magnesio, como pueden ser anemias ferropénicas o trastornos musculares y nerviosos.

El Rooibos no contiene cafeína y por esto se suele tomar en sustitución al té. Es por ello que se puede tomar en cualquier hora del día, hasta por las noches. Lo pueden tomar niños, personas con hipertensión, mujeres en estado de gestación (embarazadas) y personas sensibles a los efectos de la cafeína y por ello no puedan tomar bebidas estimulantes.

Se suele recomendar la infusión de rooibosa personas con estrés, nerviosismo o que siguen pautas para perder peso ya que evitan los efectos excitantes de la cafeína,

La infusión de rooibos se llama erroneamente “té rojo” por su color rojizo y su sabor ligeramente dulce, no olvidemos que esta infusión de origen africano y el té rojo es de china y no tienen nada que ver.

LAS PROPIEDADES INFUSIÓN DE ROOIBOS.

  1. La infusión rooibos no es excitante:
    A diferencia del té, el rooibos no tiene cafeína ni teobromina, es por esto que no estimula, ni altera tu sistema nervioso. También el contenido de taninos es muy inferior al té por lo que es una bebida menos astringente.
  2. Ayuda a perder peso:
    El rooibos tiene propiedades diuréticas suaves y regula los niveles de sodio y potasio del cuerpo. Es por esto que previene y elimina la retención de líquidos, también deshinchará el cuerpo y reducirá la pesadez de las piernas.
  3. Previene los problemas digestivos:
    El rooibos ayuda a tratar el dolor de estómago, el estreñimiento, las nauseas, la gastritis, la diarrea entre otros. Sirve para todo tipo de afecciones digestivas por sus propiedades antiespasmódica y anti-inflamatoria.
  4. Es antioxidante:
    La infusión de rooibos es un rico antioxidante. Entre los difetentes tipos de rooibos, el rooibos verde tiene un contenido mayor de antioxidantes porque en su elaboración no ha sido fermentado. Es rico en flavonoides como la  quercetina y la luteolina.
  5. Ayuda con el insomnio:
    La infusión rooibos no tiene teína y es rica en magnesio por lo que contribuye a la relajación muscular y a prevenir el insomnio. Es una infusión que ayuda a relajarte en lugar de excitarte.
  6. Trata  problemas en los ojos:
    Debido a los flavonoides del rooibos, es buena para ayudar a tratar la vista cansada, la pérdida de visión, las cataratas, entre otros trastornos.
  7. Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico:
    La infusión de rooibos ejerce como preventivo contra el cáncer por tener efectos antimutagénico.
  8. Ayuda con los problemas del metabolismo:
    El rooibos nos ayuda a solucionar problémas metabólicos, como pueden ser la retención de líquidos, ya que tiene propiedades diuréticas gracias a sus minerales como el magnesio y el potasio y su bajo contenido en sodio. Si tienes tendencia a la formación de edemas o tienes problemas de sobrepeso u obesidad esta infusión es muy adecuada.
  9. Previene la caries dental: 
    Esta infusión tiene calcio, magnesio, zinc y otros minerales que refuerzan el esmalte de los dientes. Es un buen preventivo para la salud de nuestros dientes, tanto de adultos como en el  desarrollo de los dientes de los niños.
  10.  Es un buen aliado para la osteoporosis: 
    Nos ayuda para el desarrollo óseo en adultos, jovenes y niños también. Una infusión de esta planta de vez en cuando también nos ayudará a prevenir problemas en las uñas.

¿CÓMO SE TOMA LA INFUSIÓN ROOIBOS?.

Esta infusión se toma igual que un té o igual que cualquier otra infusión. Calentamos el agua hasta que comience a hervir y se le añaden las hojas secas (una cucharada de hojas secas por taza), se deja reposar y luego se retira del fuego.

Dejaremos reposar con las hojas en el agua caliente entre 5 y 10 minutos tapado. Para finalizar lo endulzamos y servimos frío o caliente. Si desean se le puede añadir leche si está caliente, o preparar una batida con frutas si está frío.

El agua no debe sobrepasar los 90ºC, es decir no dejar que llegue a hervir para que se facilite la extracción de las sustancia de la planta, de esta manera podremos disfrutar de los beneficios y propiedades que las plantas nos aportan al organismo.

Este remedio natural no es sustituto de ningún tratamiento prescrito por tu médico. Debes preguntar a tu médico si puedes tomarlo o de lo contrario si tienes alguna contraindicación.

Si te gustó este artículo compártelo con tus familiares y amigos