Compartir

En las últimas horas México esta viviendo desde este martes las horas más tenebrosas por las sacudidas de un potente terremoto magnitud 7.1 en la escala de Richter.  El caos y la desesperación se apoderaron de los ciudadanos al ver como se movía todo, edificios enteros colapsaron y se  derrumbaron.

El país es de por si propenso a terremotos, de hecho, a principios de mes un temblor de magnitud 8.1  dejó en la parte sur de México un saldo de 90 victimas. El alcalde  Miguel Ángel Mancera, comunicó que al menos 44 edificios de la ciudad de México han sufrido daños importantes.

Por el momento se confirman unas 217 victimas entre ellos una treintena de niños ya que una escuela llamada Enrique Rébsamen, en el sur de Ciudad de México, quedó totalmente destruida a causa del terremoto.

El coordinador nacional de protección civil, Luis Felipe Puente, en su cuenta de Twitter informa el saldo provisional  de los fallecidos que a continuación se detallan:

Diferentes zonas afectadas:

86 muertos en Ciudad de México
71 en Morelos
43 en Puebla
12 en Estado de México
4 en Guerrero
1 en Oaxaca

 La cifra no es definitiva y podría variar en las próximas horas.

El temblor coincidió con el 32º aniversario del devastador terremoto que dejó miles de muertos en 1985 en territorio mexicano -muchos de ellos en la capital- y se produjo alrededor de una hora después de un gran simulacro de temblor realizado en todo el país.

AFP

Luego del terremoto varias personas se apresuraron a buscar entre los escombros de los edificios seriamente dañados a posibles atrapados. Desde 1985 la ciudad de México no había sufrido tanto daño con un temblor de tierra. El Gobierno Méxicano ha activado el plan de emergencia para atender a las victimas.

En el resto del país los equipos de emergencia se esfuerzan por rescatar a las personas atrapadas en los edificios derrumbados en la capital mexicana, en medio del temor a que se produzcan nuevos temblores y un caos circulatorio que dificulta el paso de ambulancias. La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó de que 3,8 millones de clientes carecen de suministro de energía eléctrica debido al movimiento telúrico.

 

Los usuarios de redes sociales están documentando mediante vídeos las escalofriantes imágenes de las consecuencias del temblor, desde derrumbes de edificios a explosiones de gas, así como las labores de rescate o cómo se vivió en algunos lugares.