Compartir

Carl Sabatino no podía creer lo que descubrió en la máquina de coser de su tía. Mientras se encontraba en su lecho de muerte en 2015, ésta le dijo a Carl que mirara dentro de la antigua máquina.

El sobrino fue hasta la máquina de coser y miró debajo de ella. Tan pronto como lo hizo, una pintura que había visto cuando era niño inmediatamente cayó al suelo.

“Mi hermano y yo la llamábamos la señora con el sombrero raro“, recuerda Carl.

Pero esta no era una pintura normal: ¡era nada menos que un raro Picasso! que durante la primera Guerra Mundial, el tío de Carl compró en Londres por 30 dólares. El nombre de la pieza es “Mujer con una capa“.

Los expertos en arte observaron que un Picasso que se parece a éste actualmente cuelga en el Museo de Cleveland. Carl contactó con el evaluador de arte Richard Beaulieu para saber más acerca de la pintura.

“Según informan los análisis forenses: el período de tiempo en el que se pintó, toda la documentación que venía con ella, la procedencia, la firma, apuntan a que es auténtico. Realmente estoy convencido de que es un verdadero cuadro de Picasso“, dijo Richard Beaulieu.

La pintura es aún más especial, ya que se cree que tiene la huella digital real de Picasso en ella. La obra de arte tiene un valor estimado de entre 25 y 35 millones de dólares.

¡No está mal para algo que se encontraba en una máquina de coser Singer de la edad de tu tía!