Compartir

Dependiendo del tipo de ciudad en la que vivas seguramente sabrás que el transporte público es uno de los medios más socorridos por los millones de ciudadanos que hay ahí.

A final de cuentas su infraestructura permite llegar de un lado a otro con tal de reducir la acumulación de vehículos en las calles y reducir también la contaminación.

Ahora, para poder usar el transporte público hay que saber las rutas y sobre todo, tener paciencia porque sabes que te toparás con una cantidad enorme de personas que puede que tengan la misma prioridad que tu de llegar a un lugar y listo. Pero también hay unas personas que hacen del transporte público un poco menos que su hogar natural y aquí los vas a ver. No tengas miedo, es más que normal lo que verás.

Eso si, es bastante incómodo, lo sabemos, pero de que hay cosas peores, las hay. Esas, por fortuna no las hemos recolectado en esta publicación. Sabemos que verlo es una cosa, tal vez estar en el lugar pueda parecer un poco más incómodo porque como que no es para nada placentero ver a alguien rasurarse o que te salpique un grano…

Pero nadie podrá negar, si es que ha usado el transporte público que esto es algo de todos los días y que sin duda le pone sabor al trayecto que de otra manera sería monótono y aburrido.

Total, es gente que no volverás a ver. O bueno, por lo menos no tan seguido. Pero si lo haces, no está demás por lo menos intercambiar números para ir a intercambiar consejos de cómo pasarla a gusto durante el recorrido.

Como ves, este tipo de eventos van desde la desfachatez hasta la plena flojera, pasando por el querer jorobar al prójimo. Ya depende de ti saber qué tipo de persona quieres ser.